La modificación del decreto de impulso a las energías renovables fomentará las instalaciones pequeñas y el autoconsumo.

El ejecutivo ha aprobado un nuevo texto que modifica el Decreto Ley 16/2019, de 26 de noviembre, de medidas urgentes para la emergencia climática y el impulso a las energías renovables. Con ello se pretende favorecer la implantación de instalaciones de menores dimensiones –inferiores a 5 MW de potencia-, a la vez que se garantiza un despliegue energético más sostenible y respetuoso con el territorio. Esta modificación supone un nuevo paso para acelerar la transición energética en Cataluña.

¿Qué medidas son las más destacables?

  • Se priorizan las instalaciones de pequeñas dimensiones. Se busca dar prioridad a instalaciones de energías renovables de dimensión pequeña y media, priorizando el trámite para las instalaciones que conecten a media tensión o sean inferiores a 5 MW de potencia. Hay que destacar que la potencia media de los proyectos presentados desde la entrada en vigor del Decreto 16/2019 para instalar parques fotovoltaicos se sitúa alrededor de los 17MW y la de los parques eólicos alrededor de los 40 MW. Se está hablando, por lo tanto, de priorizar instalaciones mucho más pequeñas que las presentadas hasta ahora.
  • Habrá que contar con el beneplácito de los propietarios del terreno. En el caso de proyectos de más de 5 MW, habrá que acreditar el acuerdo o el compromiso de disponibilidad de más del 50% de los terrenos agrícolas privados sobre los cuales se proyecta la instalación y que se ha presentado una oferta de participación local, que tiene que consistir a ofrecer la posibilidad de participar, al menos en un 20% de la propiedad del proyecto o de su financiación.
  • Se quiere promover la implantación de plantas fotovoltaicas en cubiertas de edificaciones y en suelos urbanizables. A diferencia del decreto actual, que es aplicable únicamente en los suelos no urbanizables, se aumenta la disponibilidad de suelo al añadir los suelos urbanizables -desarrollados y no desarrollados-, así como los espacios agrarios en desuso. Además, se da prioridad a la ocupación de las cubiertas de las edificaciones.
  • Se elimina el trámite de viabilidad. El primer filtro establecido mediante el Decreto Ley 16/2019 de la consulta previa sobre la viabilidad del emplazamiento se elimina, pasando a concretar más los requisitos que tendrán que cumplir los proyectos para su autorización, con el fin de garantizar la protección ambiental y agrícola y evitar el impacto acumulativo derivado de la concentración de varias instalaciones a la misma zona. Todos los proyectos que estén en trámite se tendrán que adaptar a los nuevos requerimientos, acreditando la oferta de participación local y la disponibilidad o el compromiso de disponibilidad de los terrenos.
  • Simplificación administrativa para el autoconsumo de energía eléctrica. El nuevo texto también quiere impulsar el autoconsumo a partir de energías renovables, de forma que las instalaciones de autoconsumo sin excedentes no necesitarán autorización administrativa, y se podrán instalar presentando solo una declaración responsable. Estas instalaciones tienen que situarse sobre cubiertas o cenadores o en las parcelas en suelo urbano.

Desde el equipo de Ciudad y Territorio os podemos ayudar con la elaboración de la documentación necesaria para la autorización administrativa de los proyectos, tanto en la documentación urbanística como en la ambiental.