La guía de la Diputación de Barcelona busca conseguir que las personas y su bienestar estén en el centro de los planes urbanísticos.

La Diputación de Barcelona ha publicado la guía “Integración de criterios para la evaluación del impacto sobre la salud en la evaluación ambiental estratégica” con el objetivo de aportar criterios en clave de salud para la evaluación del planeamiento urbanístico.

La guía es resultado del cambio que están sufriendo las ciudades con tal de poner a las personas y su bienestar en el centro de las estrategias, propuestas y políticas. Se trata de un enfoque innovador en la planificación urbanística que se puede aplicar de forma complementaria en las políticas locales. Su propósito es aprovechar las herramientas y los procesos existentes en el desarrollo de los planes urbanísticos para centrarlos en las personas.

Está dirigida a los equipos redactores de los documentos de evaluación ambiental estratégica de los Planes de Ordenación Urbanística Municipal, pero también puede servir como documento de interés para el conjunto de profesionales implicados en la elaboración de planes territoriales y urbanísticos.

El proceso de elaboración de la guía ha contado con un análisis comparativo, la creación de un grupo de profesionales, la realización de dos sesiones de trabajo y la redacción del documento.

La redacción de la guía ha sido un encargo de la Diputación al equipo de Ciudad y Territorio. Para su elaboración se ha partido de un análisis comparativo con experiencias similares con tal de conocer cómo se relaciona la salud con la evaluación ambiental, qué procedimientos existen y en qué otros ámbitos se trabaja.

El siguiente paso, una vez realizado el análisis, ha sido la constitución de un grupo de profesionales multidisciplinares gracias a la identificación de personas expertas en las tres áreas de interés del proyecto: evaluación ambiental, salud pública y urbanismo. Además, también se ha contado con la participación de gente del ámbito local.

Este grupo de expertos ha participado en dos sesiones de trabajo para poner en común puntos de vista, conocimientos existentes y aspectos conflictivos en la relación entre las áreas de interés. El trabajo conjunto de personas provenientes de sectores diferentes ha permitido la generación de sinergias y propuestas para implementar correctamente la salud en la evaluación ambiental.

Toda la información obtenida se ha procesado y redactado dando lugar a la guía. El documento final consta de una primera parte donde se reflexiona sobre la metodología y el procedimiento y una segunda parte donde se proponen directrices y consejos para aplicar correctamente la salud en los diferentes apartados que constituyen este tipo de evaluaciones.