El Área Metropolitana de Barcelona (AMB) ha desarrollado una calculadora alimentaria que puntúa los platos cocinados considerando el impacto ambiental de los alimentos utilizados.

La CALCUTECA es una herramienta innovadora que permite conocer el grado de sostenibilidad de una receta culinaria; se calcula midiendo la huella de cada ingrediente, desde su producción, al transporte, el envasado y la propia temporalidad del alimento.

Con la perspectiva del ciclo de vida, el usuario puede calcular el impacto de una receta y conocer la magnitud de su huella –la de carbono, la huella hídrica, uso del suelo y cantidad de residuos generados- para cada comensal de la receta. La herramienta contiene más de 70 ingredientes básicos y se tienen en cuenta criterios de proximidad, temporada, envases desechables o la compra a granel. La cantidad de cada alimento también se tiene en cuenta para el resultado final.

Ejemplo de la estimación de la huella de una receta.

Para fomentar el uso de la CALCUTECA, se ha lanzado un reto en redes sociales con el hashtag #JoNoDevoroElPlaneta. El AMB anima a la ciudadanía a compartir recetas de bajo impacto ambiental y que formarán parte de un libro con las propuestas gastronómicas más sostenibles.

La creación de esta calculadora alimentaria ha contado con la participación del equipo de economía circular, que ya tiene experiencia en diseñar herramientas de cálculo de huellas ambientales. Además, el equipo de educación es quien diseña, dinamiza y coordina las actividades del “Compartim un futur”, el programa educativo del AMB donde se enmarca esta CALCUTECA.