La diagnosis como punto de partida para el plan estratégico cero emisiones (Net Zero)

  

Artículo de Verdiana Russo, Responsable de proyectos de Energía

Cada vez hay más empresas que pueden presumir de tener un compromiso firme y ambicioso con el medioambiente, impulsando estrategias de sostenibilidad con el objetivo de alcanzar las cero emisiones de carbono (Net Zero).

Evita emisiones a través de la reducción de la demanda energética, reducir el consumo mediante la eficiencia energética y el uso de energía renovable son factores fundamentales para conseguir estos resultados. En Anthesis Lavola trabajamos estas áreas clave para orientar hacia el Net Zero y un punto de partida es la auditoría energética.


Las auditorías energéticas más allá del requerimiento normativo

Como explicamos en un artículo previo sobre auditorías energéticas, el Real Decreto 56/2016 obliga a las grandes empresas a realizar una auditoría energética cada cuatro años que cubra, como mínimo, el 85% del consumo total de energía final del conjunto de sus instalaciones.

Los objetivos de este Decreto están claramente relacionados con los compromisos que los países europeos hemos tomado para enfrentarnos al cambio climático y reducir las emisiones de carbono.

Aun así, el requerimiento pide solo informar sobre los consumos energéticos, las emisiones de CO2 y las oportunidades de mejora energética de los edificios auditados. No se pide adoptar ningún compromiso para ejecutar las acciones de eficiencia energética que se proponen en las auditorías. Entonces, ¿por qué la empresa debería ir más allá?


Hablamos de un caso real

En los últimos meses, en el equipo de Energía hemos estado trabajando en la ejecución de auditorías energéticas de 30 centros deportivos del territorio español, contratadas para dar cumplimiento al citado Real Decreto 56/2016.

Entre los resultados destacan favorablemente los siguientes:

  • La optimización de las facturas eléctricas y las posibles medidas de eficiencia energética detectadas permite conseguir un 9% de ahorro de energía final, una reducción del 10% de emisiones de CO2 y una disminución del 11% de costes energéticos respecto al año de referencia.
  • La optimización de las facturas eléctricas, junto con una mejora de las condiciones de contratación de la energía, permiten un ahorro económico global del 4% respecto al año de referencia.

  • El retorno medio de las inversiones es de 4 años, con mínimos inferiores a un año y máximos de 10 años.
  • El conjunto de propuestas permitiría un ahorro económico de unos 150.000€/año, de energía de 1,1GWh/año y de emisiones de 340 tCO2/año.
  • Se han detectado potencias contratadas superiores a las necesarias en el 80% de los casos.
  • Se ha detectado el no cumplimiento de derechos de bonificación por los suministros de emergencia en el 50%de los casos.
  • Se han identificado acciones de mejora energética prioritarias, vinculadas a ahorros y amortizaciones: sensores en el sistema de iluminación, cambio de iluminación a tecnología LED, soluciones de free cooling en la ventilación, instalación de sistemas de monitoreo y mejora de los Sistemas de Gestión Energética instalados en los centros, entre otros.
  • Se ha estimado el potencial de ahorro energético y generación renovable (fotovoltaica y solar térmica para los centros que tenían características favorables.
  • Se ha elaborado un análisis comparativo de todos los centros, con indicadores clave de eficiencia (KPI).

¿Qué puede hacer una empresa después de esta diagnosis?

Muchísimo.

  • Elaborar un plan de acción, planificando inversiones con objetivos de ahorro energético, económico y de emisiones en el tiempo.
  • Definir indicadores de sostenibilidad para solicitar una financiación sostenible.
  • Hacer seguimiento de los consumos con un Sistema de Gestión Energética (SGE), con opción de certificarse según la norma ISO 50001.
  • Hacer un seguimiento de la calidad del aire interior y resolver problemas relacionados con la salud de los usuarios.
  • Realizar un análisis global corporativo de las emisiones de CO2, participando en la iniciativa Science Based Targets (SBT) con el compromiso de definir objetivos de reducción de emisiones basados en la ciencia.
  • Beneficiarse del uso de energía limpia a través de un acuerdo de compra de energía renovable (PPA, Power Purchase Agreement).
  • Definir un plan estratégico cero emisiones (Net Zero).
  • Definir una estrategia de sostenibilidad a escala corporativa, con aspectos Ambientales, Sociales y de gobernanza (ESG).

En Anthesis Lavola ofrecemos servicios de acompañamiento en todos estos ámbitos. Si queréis saber más, podéis contactar con nuestra experta Cristina Bayés.


En Anthesis Lavola activamos la sostenibilidad

Acompañamos a los clientes con asesoramiento continuo para dar respuesta a vuestras necesidades, detectar puntos de mejora y aportar valor añadido.

COMPÁRTELO