La campaña para la sensibilización de la ciudadanía sobre la limpieza y la correcta gestión de residuos del Ayuntamiento de Barcelona ha implementado un nuevo sistema para dar información, llamado ZeroFlyer.

Se trata de un sistema digital y sin contacto que permite que la ciudadanía tenga los contenidos de la campaña en su dispositivo móvil. De esta forma se evita la generación de los residuos de papel cuando se dan dípticos y folletos, que muchas veces se tiran al cabo de poco tiempo. Dada la situación actual, también es un sistema que minimiza el riesgo de contagio de la COVID-19. En el siguiente vídeo se puede ver su funcionamiento.

Además, encaja con la estrategia Residuo Cero del Ayuntamiento de Barcelona. Se trata de la iniciativa municipal para mejorar la calidad del producto reciclado y, en concreto, de la materia orgánica. Se adoptó en el año 2016 y pretende conseguir la disminución de la generación de residuos, la reutilización de los productos y el reciclaje eficiente de los mismos.

ZeroFlyer contiene un código QR y un chip NFC para poder descargar la información en el móvil.

ZeroFlyer ha sido desarrollado por Anthesis Lavola, que también coordina la campaña. Es el cuarto año que el equipo de Campañas lleva a cabo su gestión, organizando los informadores e informadoras que interactúan con la ciudadanía.

El nuevo sistema consiste en un tarjetón con un código QR y un chip NFC que descargan un PDF en el teléfono móvil. Además, permite el enriquecimiento de la información con la inclusión de enlaces para tener documentación complementaria, convirtiéndose en un recurso más interactivo e, incluso, multimedia.

Para la campaña de Barcelona, el PDF incluye contenidos sobre el impacto de los residuos en la emergencia climática, consejos para reciclar mejor, horarios del punto verde y la recogida de muebles, y el funcionamiento de la nueva tasa de residuos.