Las organizaciones no gubernamentales CDP, UN Global Compact, WRI y WWF han puesto en marcha la iniciativa SBT (Science Based Targets), que cuenta con más de 950 organizaciones inscritas y continúa creciendo día a día.

El objetivo de la iniciativa SBT es conseguir que las empresas demuestren liderazgo en la acción climática, al comprometerse públicamente con objetivos de reducción basados en la ciencia. Esto significa que las organizaciones adheridas deben presentar cuál es su objetivo de reducción y el año en el que quieren lograrlo (entre 5 y15 años). La reducción de emisiones de gases de efecto invernadero debe realizarse en base a los alcances 1+2 o alcances 1+2+3 en función de la relevancia del alcance 3.

Además, es necesario que el objetivo esté alineado con el nivel de descarbonización requerido para limitar la temperatura global por debajo de 1,5ºC en comparación con las temperaturas preindustriales, tal como se ha acordado en el Acuerdo de París y posteriores COPs.

La estimación de las emisiones de alcance 3 es una de las particularidades de la iniciativa SBT.

Anthesis Lavola, a través del equipo de Gestión del CO2, ayuda a varias organizaciones en su adhesión al SBT mediante diferentes acciones como, por ejemplo, el screening del alcance 3, es decir, la estimación de las diferentes categorías de emisión de este alcance, ya que deben incluirse en el objetivo de reducción en caso de que sean superiores al 40% del total de emisiones.

Cellnex y Coppel son dos de las organizaciones a las que Anthesis Lavola ayuda con el screening de alcance 3, lo que supone un reto ya que se trata de organizaciones con una amplia cadena de valor.

En caso de que queráis disponer de más información, os podéis poner en contacto con Maria Rosa Pascual.