Comunicado de prensa

CIMALSA y el Clúster de la Indústria de l’Automoció de Catalunya (CIAC) han finalizado el estudio de movilidad sostenible del colectivo trabajador en los polígonos y zonas logísticas de Cataluña, tras el acuerdo alcanzado el año pasado por los presidentes de ambas entidades Enric Ticó y Josep Maria Vall. En este sentido, el acuerdo promovió un estudio de medidas y actuaciones en los diferentes ámbitos territoriales, industriales y logísticos de Cataluña para mejorar la problemática en la movilidad de los trabajadores/as y en la atracción de nuevo talento. Los diferentes
grupos de trabajo de ambas entidades junto con la empresa Anthesis Lavola, especializada en asesoramiento en sostenibilidad, han estado elaborando tres documentos de este estudio.

El primer documento concluye con una matriz que relaciona las medidas a implementar con el entorno territorial. De este modo conceptualiza qué tipo de actuaciones se podrían emprender según el tipo y características del polígono, que sirva de pauta para poder aplicar medidas concretas en polígonos y zonas logísticas o para desaconsejar su implantación. Previamente, este documento, analiza el marco normativo europeo, español y catalán; las ayudas y bonificaciones en la movilidad sostenible; y las tendencias globales en la movilidad como son: la mayor sensibilización ambiental y más valor del tiempo; el aumento de la población urbana, las políticas restrictivas del vehículo privado; la economía colaborativa en los medios de transporte; el vehículo de bajas emisiones y el vehículo autónomo/asistido; el aumento del comercio electrónico; Big data como herramienta para mejorar la información y cómo se recogen estas tendencias en la regulación. Las actuaciones mencionadas se desarrollarían en el entorno territorial de los PAE (Polígonos de Actividad Económica) de Cataluña.

La colaboración público-privado permite promover actuaciones para la mejora de la movilidad de los trabajadores/as y la atracción de nuevo talento

El segundo estudio y documento en elaboración, es el Plan de trabajo para la implantación de movilidad sostenible en los centros de CIMALSA. Este estudio se concreta en los centros que CIMALSA tiene actualmente en funcionamiento, de acuerdo con el número de trabajadores/as, su tipología (propios, externos, autónomos) y su distribución territorial, así como los medios de movilidad existentes, tales como la bicicleta, el transporte público, las redes de peatones y las viarias. Con estos datos, se hace la caracterización de los centros según la relación entorno territorial (movilidad de los trabajadores/as) y se prepara un primer diagnóstico y propuesta de acciones aplicando la matriz del primer documento.

Además, se hace una propuesta de estrategia para empezar a implementar el Plan, basada en cinco puntos: El impulso de los planes y las figuras que, de acuerdo con el marco normativo, deben gestionar la movilidad, profundizar en los potenciales concretos de cada centro, seleccionar uno que pueda actuar como referencia para aplicar un plan de desplazamiento al conjunto de empresas, llevar a cabo una prueba piloto, y realizar acciones de menor dimensión según las acciones que resultan de la aplicación de la matriz .

En cuanto al tercer documento, se analiza el caso concreto del polígono de Sant Ermengol y Can Amat en el que se efectúa una propuesta de acciones siguiendo el esquema de la matriz global, ordenadas por prioridades de implantación en el ámbito. Estas prioridades se definen en 4 puntos: La movilidad activa, con la propuesta de un recorrido de acceso en bicicleta y modos activos en el interior del polígono; disponer de un servicio de aparcamientos seguros a los polos de aportación de movilidad y en destino; instalar servicios adicionales en los aparcamientos y por último
participar en programas de fomento de la movilidad sostenible y elaborar campañas al conjunto del polígono. El transporte público y colectivo, es otra de las propuestas a fin de disponer de un servicio de bus lanzadera en el polígono y de un servicio de bus lanzadera compartido entre las empresas del polígono; implantar el uso de sistemas de ruta compartida entre empresas y la mejora de los accesos en transporte público. El vehículo privado y aparcamiento, donde se propone disponer de más plazas de aparcamiento reservadas para VAO y vehículos cero y eco; el impulso del carpooling entre los trabajadores/as; la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos y gestionar y regular el aparcamiento en el polígono. Por último la gestión de la movilidad, con la propuesta de la creación de una mesa para la movilidad a nivel de polígono industrial, instando a la participación de los municipios cercanos, los operadores de transporte y la Generalitat; la creación de la figura del gestor/a de movilidad en el ámbito de polígono industrial y de disponer de información de la movilidad del polígono.

Todo ello teniendo en cuenta el contexto de movilidad del polígono, donde se estudia la normativa incidente, recopilación de datos generales y de la movilidad de sus trabajadores/as y el análisis del entorno territorial y las redes de movilidad (transporte público, a pie, bicicleta, lanzadera SEAT, ferrocarril, vehículo privado y aparcamiento, puntos de recarga eléctrica, accidentalidad, emisiones contaminantes y la población expuesta).