• El proyecto ha conseguido involucrar a 60 bodegas y más de 500 viticultores de la comarca del Priorat

  • Life Priorat+Montsant ha conseguido una reducción de consumo de agua para riego de entre el 25% y el 35%

  • El proyecto ha logrado una reducción del 100% de los fertilizantes químicos utilizados en la superficie estudiada.


El proyecto Life Priorat+Montsant ha celebrado hoy su evento final, mediante una sesión online, para presentar los resultados alcanzados tras cuatros años de trabajo enfocados al desarrollo de un modelo de producción sostenible del sector vitivinícola de la comarca del Priorat.

Este proyecto, cuyo título completo es “Eficiencia en el uso de los recursos para la mejora de la sostenibilidad vitivinícola de la comarca del Priorat”, ha contado con un presupuesto de más de 1,5 millones de euros, de los cuales casi el 60% ha sido cofinanciado por la Unión Europea, en el marco del Programa Life.

Sergi de Lamo, director de VITEC y coordinador del proyecto, ha sido el encargado de inaugurar la jornada, dando la bienvenida a los asistentes e introduciendo este proyecto que ha conseguido involucrar a 60 bodegas y más de 500 viticultores de la comarca del Priorat.

A continuación, representantes de la DOCa Priorat, DO Montsant, Anthesis Lavola y la Plataforma Tecnológica del Vino, han tomado la palabra para profundizar en los principales resultados técnicos obtenidos como consecuencia de la ejecución del proyecto entorno a los siete grandes pilares de su plan de trabajo.

Robert Savé, coordinador de Vitivinicultura del IRTA y de la Comisión Técnica de la PTV -en su área de Cambio Climático y Sostenibilidad- ha sido el encargado de poner el broche de oro a esta jornada con una intervención magistral acerca de “La viticultura post Covid: Cambio Climático y Sostenibilidad”.

B1. GESTIÓN HÍDRICA. USO EFICIENTE DEL RIEGO EN VITICULTURA.

Una de las prioridades del proyecto era conseguir un incremento de la calidad de la uva reduciendo y optimizando el consumo de agua para riego del viñedo. Para ello, se han instalado 11 estaciones meteorológicas en toda la región que, unidas a las 3 de red públicas ya existentes, han permitido monitorizar 240 hectáreas, pertenecientes a 16 bodegas y viticultores asociados, con las principales variedades de vid de la zona.

Si Life Priorat+Montsant partía de un objetivo de reducción del consumo de agua de un 10%, tras los análisis y el seguimiento de estas parcelas, se ha conseguido una reducción que oscila entre el 25% y el 35%.

B2. REDUCCIÓN DE FITOSANITARIOS DE SÍNTESIS QUÍMICA

Aunque durante los años de desarrollo del proyecto ha habido poca afectación de míldiu y oídio en la región, el consorcio ha podido establecer buenas prácticas y evaluar productos que permiten reducir el uso de cobre y azufre en viñedo.

Además, se han implementado prácticas de confusión sexual a gran escala para el control de Lobesia Botrana (polilla del racimo de la vid) Durante los cuatro años de ejecución del proyecto se ha aplicado esta técnica en 568 hectáreas de la DO Montsant y 966 de la DOCa Priorat, consiguiendo una reducción total del uso de fitosanitarios.

B3. USO EFICIENTE DE FERTILIZANTES EN VIÑEDO

El consorcio ha centrado parte de sus estudios en ajustar al máximo la dosis y momento óptimo para el uso de fertilizantes, así como la priorización de productos alternativos, orgánicos y respetuosos con la naturaleza. Para ello, mediante la monitorización de 406 hectáreas de viñedo y de 587 análisis de suelo y hojas, Life Priorat+Montsant ha logrado una reducción del 100% de los fertilizantes químicos utilizados en la superficie estudiada.

B4 y B5. MINIMIZACIÓN DEL CONSUMO DE AGUA Y ENERGÍA EN LAS BODEGAS Y CÁLCULO DE LA HUELLA AMBIENTAL DE LA ZONA

Como consecuencia de la ejecución del proyecto, se ha creado un manual de buenas prácticas y estrategias de mejora adaptadas a la situación de la comarca del Priorat. Este manual incluye medidas de eficiencia energética e hídrica en los principales procesos de bodega, mejoras en la distribución del vino y de la selección de los envases.

Además, a partir de los datos de la producción de vino suministrados por 28 viñedos y 19 bodegas, se ha calculado la huella ambiental promedio usando la metodología de análisis de ciclo de vida. Concretamente, la metodología europea PEFCR. Los principales resultados obtenidos son: 1.24 kg de CO2 equivalentes, un 20% menor que el valor medio europeo, y 5.03 KW/hora de energía consumida por cada botella de vino producida.

B6. ENOTURISMO SOSTENIBLE

Life Priorat+Montsant ha realizado un diagnóstico de la sostenibilidad del sector del vino en la comarca del Priorat, desarrollando indicadores de monitoreo y elaborando un plan de acción para un enoturismo sostenible.

B7. TRANSFERENCIA Y SINERGIAS CON OTRAS REGIONES VITIVINÍCOLAS

Uno de los objetivos del proyecto era, no solo desarrollar este modelo de producción sostenible, sino también su replicabilidad en otras regiones vitivinícolas nacionales y europeas. Se han reforzado así alianzas con tres regiones vitivinícolas españolas – DO Vinos de Navarra, DO Uclés y DO Ribeira Sacra; y con 3 regiones europeas: DO Nobile de Montepulciano, Vignerons Bio Nouvelle Aquitaine (Burdeos, Francia) y la región portuguesa del Douro, mediante un acuerdo con ADVID.


Más acerca de LIFE PRIORAT+MONTSANT

LIFE PRIORAT+ MONTSANT es un proyecto que persigue desarrollar y demostrar un modelo de producción vitivinícola sostenible en la comarca del Priorat, mediante la aplicación de un conjunto de metodologías para el uso eficiente de los recursos naturales en toda su cadena de valor, que sea posteriormente replicable en otras regiones productoras de vino de la Unión Europea.

El proyecto se lleva a cabo por un consorcio formado por de cinco entidades: VITEC (Centro Tecnológico del Vino), como coordinador, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen del Montsant, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Cualificada del Priorat, la empresa de servicios para la sostenibilidad Anthesis Lavola y la Plataforma Tecnológica del Vino (PTV).

LIFE PRIORAT+ MONTSANT tiene un presupuesto global de 1.529.153 euros, cuenta con la contribución financiera del programa LIFE+ de la Unión Europea, y se desarrollará durante cuatro años, de julio de 2016 hasta junio de 2020.