La empresa de alimentación Borges ha formalizado con la entidad bancaria BBVA un préstamo sostenible por importe de 15,7 millones de euros, cuyas condiciones están vinculadas a la evolución del impacto medioambiental de su producción industrial, según informaron ambas ayer.

Las mejoras orientadas a la producción sostenible que Borges ha acordado llevar a cabo para la financiación contemplan la reducción del consumo de hidrocarburo hexano para la extracción del aceite de semillas y la reducción del consumo de gasóleo para calefacción.

El préstamo favorecerá a Borges en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, a la vez que cubrirá las necesidades de crecimiento de la empresa.

BBVA evaluará el compromiso de sostenibilidad de la mano de la consultora medioambiental Anthesis Lavola, que emitirá informes sobre el seguimiento de estos parámetros.

Juli Tecles, director financiero de Borges ha afirmado que «Gran parte de los fondos han permitido realizar mejoras productivas basadas en criterios de eficiencia energética, así como otras inversiones en materia de industria 4.0». Por su parte, Joan Piera, director regional de Banca de Empresas y Corporaciones de BBVA en Catalunya, ha apuntado que estas operaciones «consolidan el liderazgo de BBVA en financiación bancaria sostenible y apoyo empresarial», ya que, en su opinión, «ahora más que nunca la sostenibilidad debe estar en la estrategia de las empresas para encaminar una recuperación económica respetuosa con el medio ambiente».

Las entidades financieras han visto una línea de negocio interesante en los últimos tiempos potenciar los préstamos para mejoras medioambientales ineludibles para las empresas. En este sentido, el BBVA se ha adherido a la alianza europea en la que las administraciones, las empresas y los agentes sociales y las oenegés apuestan por una salida sostenible a la crisis causada por la Covid-19. En ese compromiso denominado Grupo Español para el Crecimiento Verde se han sumado un total de 240 empresas.

Hace un par de años, BBVA anunció su compromiso para movilizar hasta el 2025 en torno a 100.000 millones de euros en ‘financiación sostenible’, término acuñado para este tipo de créditos o préstamos para mejora de procesos y preservación del medio ambiente. En los dos últimos años, BBVA ha prestado un total de 30.000 euros de ese monto previsto. «La aspiración de la entidad es que todos los productos que ofrecen los clientes, tanto grandes empresas, como instituciones, PYMES o particulares, tengan una solución sostenible», explican en fuentes de BBVA.