La Agencia Catalana del Agua (ACA) ofrece recursos pedagógicos para favorecer la concienciación sobre las buenas prácticas en el buen uso y cuidado del agua y para trasladar el conocimiento que se tiene sobre el mundo del agua a niños y jóvenes.

Para dar respuesta a las nuevas necesidades educativas surgidas a raíz de la crisis sanitaria, la ACA ha adaptado y actualizado El laboratori d’aigua, Un recurso digital dirigido al alumnado de todos los niveles de la Educación Primaria. Consiste en un conjunto de fichas interactivas y experimentos que incluyen materiales descargables para que, tanto los centros educativos como las familias, puedan compartirlos con el alumnado.

Anthesis Lavola ha llevado a cabo la mejora del software trasladando el juego en un nuevo formato HTML5 y ha realizado las adaptaciones de usabilidad para adecuar el recurso a móviles y tabletas. En paralelo se ha desarrollado una actualización del contenido, principalmente para identificar posibles datos obsoletos como las referencias a páginas web y otros enlaces. Con estas mejoras la ACA garantiza la calidad del juego interactivo en relación a la experiencia de los usuarios, ofreciendo un recurso digital actual y alineado con las nuevas necesidades de los públicos a los que se dirige.

Este recurso educativo lo creó la ACA en 2008 y entonces Lavola realizó el diseño gráfico, la programación y la elaboración de los contenidos, tanto en formato digital como las fichas descargables. Las propuestas educativas se organizan según los tres ciclos de la etapa escolar (inicial, medio y superior) y los contenidos de las fichas interactivas y los experimentos se adaptan a cada nivel.

Se presentan en cinco enfoques diferentes: el clima mediterráneo y su régimen de lluvias y la realidad de otros climas; la necesidad de agua de las especies y los ecosistemas; los usos que los humanos hacemos del agua; la gestión del agua como recurso y; qué podemos hacer entre todos para preservar el agua. Cada ficha interactiva incluye una orientación pedagógica y los experimentos, pensados ​​para que puedan realizarse de forma autónoma con materiales al alcance, contienen una guía para el alumnado y otra por el docente para garantizar el aprovechamiento del material educativo.