COVID-19: Reconversión de las instalaciones para apoyar los servicios esenciales

La crisis del COVID-19 ha ejercido una presión sin precedentes sobre la profesión médica, tanto por el apoyo insuperable que está prestando a la sociedad a través de la atención a los pacientes, como por la intensificación de la demanda de equipos médicos existentes y nuevos.

Pero frente a la incertidumbre, las empresas no médicas están dando un paso adelante para reforzar este apoyo. Durante las últimas semanas, muchas empresas han reinventado su objetivo para dar soporte a las actuales necesidades de Salud. Entre los ejemplos se incluyen:

  • La transformación de recintos feriales en hospitales temporales, que ponen sus instalaciones a disposición de instituciones, entidades y del conjunto de la sociedad para ayudar a paliar los efectos de la pandemia.
  • Pabellones deportivos habilitados como hospitales temporales para adelantarse a un posible colapso sanitario.
  • Hoteles convertidos en hospitales, que ofrecen sus instalaciones para pacientes de coronavirus.

Con esta situación única y la necesidad de responder rápidamente, miramos algunas de las consideraciones inmediatas para las empresas que contemplan la readaptación de las instalaciones para apoyar la demanda y las medidas razonables que los propietarios pueden tomar para prepararse.

Sistemas de energía de reserva

Para que puedan ser utilizadas por los servicios sanitarios, las industrias u otros servicios esenciales, las instalaciones requerirán sistemas de energía de reserva adecuados para proporcionar la continuidad del servicio. Los siguientes pasos proporcionarán claridad sobre la idoneidad de los sistemas existentes.

  • Cuando los sistemas de reserva ya están integrados en la infraestructura de las instalaciones, el primer paso es poner en marcha los generadores para demostrar que el dispositivo funciona correctamente. Es muy probable que la falta de arranque se atribuya a baterías agotadas, a un mal funcionamiento del motor o motores de arranque o a falta de combustible.
  • Si el sistema no se ha utilizado durante más de seis meses, compruebe el estado del gasóleo y considere la posibilidad de sustituirlo de conformidad con toda la legislación ambiental pertinente relativa a la eliminación segura.
  • Debería realizarse una prueba de generador completo, en la carga del edificio o una prueba de banco de carga móvil, para señalar cualquier problema con el alternador, el cableado eléctrico o el equipo de conmutación, y garantizar que el sistema responde a los cambios en la demanda. Los bancos de carga móviles y los generadores pueden alquilarse en varias empresas locales, junto con todos los equipos de conmutación y el cableado necesarios para realizar la conexión.
  • Para asegurarse de que el generador se puede conectar al suministro de energía existente, compruebe que haya un enchufe disponible en el panel de conmutación. Si no la hay, compruebe que haya un punto de conexión de salida que sea lo suficientemente grande en cuanto a tamaño físico y capacidad eléctrica para conectar el generador utilizando los interruptores y el equipo de cables suministrados por la empresa de alquiler.

 

Instalaciones médicas

Los hospitales y las instalaciones médicas deben cumplir normas técnicas más exigentes, desde las superficies antibacterianas hasta la ventilación y los sistemas de energía resilientes. Entre los ejemplos, se incluyen los requisitos para que los quirófanos tengan circuitos médicos completamente aislados con suministros de energía ininterrumpida.

Si bien, es poco probable que muchas empresas que operan fuera de la comunidad médica cumplan con estos requisitos, es más probable que cualquier instalación readaptada albergue a pacientes menos críticos y, por lo tanto, podría brindar una oportunidad a los propietarios de los edificios para que proporcionen un apoyo esencial en estas condiciones extraordinarias.

Al volver a destinar un edificio para alojar a pacientes de un hospital, es importante tener en cuenta una serie de requisitos de sistemas mecánicos:

  • Suministro de agua – Debido a que los ocupantes pueden correr un riesgo mayor de lo normal, al realizar un estudio del suministro de agua se abordará la cuestión de si es necesaria una purificación adicional del agua para prevenir enfermedades como la de la Si el agua no es apta para una instalación médica, se dispone de tratamientos como la ionización cobre-plata, pero con un costo significativo.
  • Ventilación – La ventilación es clave para eliminar las bacterias y virus dañinos del medio ambiente y debe ser maximizada cuando sea posible. Cualquier sistema de recirculación de aire debe ser apagado y un nuevo flujo de aire fresco con buena presurización debe ser introducido en el espacio debidamente acondicionado.

En beneficio de los usuarios de los nuevos edificios, asegurar la correcta señalización y los planes de residuos pueden evitar problemas con las instalaciones.

Gestión de residuos

Con el cambio de objetivo, es probable que las instalaciones requieran ajustes en los actuales procedimientos de eliminación de desechos. Para preparar un edificio para su nuevo uso, se deben considerar los siguientes pasos:

  • Recogida de residuos – Cualquier residuo adicional que pueda crearse debido a la nueva finalidad debe comunicarse con el gestor de la recogida de residuos para asegurar que se disponga de una provisión adecuada. Es posible que se necesiten gestores adicionales para recoger los residuos de las obras de construcción y los nuevos flujos de desechos creados, como los desechos clínicos o médicos.
  • Eliminación de residuos – Una vez en funcionamiento, si las instalaciones albergarán a pacientes médicos, habrá que considerar cómo eliminar los residuos que puedan haber entrado en contacto con el virus. Se debe identificar un área de eliminación de desechos dedicada y segura para albergar los desechos potencialmente contaminados durante 72 horas. Si los residuos no pueden ser almacenados de forma segura, se debe organizar una recogida adicional de residuos de acuerdo con la categoría de residuos sanitarios infecciosos.
  • Peligros – Se deben considerar cambios en los procedimientos de residuos existentes para asegurar que no creen peligros como el bloqueo de los escapes de emergencia y la creación de riesgos de incendio.
  • Comunicación – Toda actualización de los procedimientos actuales de gestión de residuos debe comunicarse al personal, así como colocar la señalización adecuada alrededor de las zonas de eliminación de residuos.
Noticia traducida y adaptada de la web de Anthesis.
COMPÁRTELO