Las placas solares están compuestas de materiales valiosos como distintos metales o el silicio. Por este motivo, la correcta gestión de estos residuos permite aprovecharlos y, a la vez, fomentar la economía circular.

El equipo de Residuos de Anthesis Lavola ha asesorado al clúster Solartys en la creación de una base de datos de las instalaciones de placas solares en Cataluña con el objetivo de conocer la cantidad de residuos que se pueden generar en los próximos años y también de cara al futuro.

El asesoramiento se enmarca en la necesidad de prever la gestión de los residuos que generarán estas estructuras a medio y largo plazo. Sobre todo teniendo en cuenta la actual progresión en la instalación de placas solares fotovoltaicas, la previsión de aumento de la implantación de la energía solar fotovoltaica hasta 2050 y la llegada al final de la vida útil de una gran cantidad de estas instalaciones en los próximos años.

El asesoramiento permite crear una plataforma como herramienta para gestionar y difundir la información generada.

En esta plataforma se ha incluido un mapa de la superficie de placas solares instaladas por municipio, se ha identificado a los agentes de interés y se ha localizado a los posibles gestores de los residuos.

La realización de este proyecto, subvencionado por la Agència de Residus de Catalunya, permite potenciar el sector de la energía solar a través de toda la cadena de valor. De esta forma, Solartys, como clúster de energía solar, trabaja en la línea de la Unión Europea de fomentar la economía circular.