La salud es un aspecto cuya relevancia está aumentando en diferentes ámbitos de actuación que quedan más o menos alejados del sistema sanitario, al menos tal y como se ha concebido tradicionalmente. Se estima que alrededor de un 80 % de los determinantes de la salud se encuentran fuera del sistema sanitario convencional. Por este motivo, la Diputación de Barcelona hace tiempo que busca generar sinergias entre sus áreas o servicios.

Para conseguir el objetivo ha impulsado diferentes iniciativas, algunas de las cuales para fomentar entornos urbanos saludables, y ha identificado la oportunidad de abordar los aspectos de salud también en la evaluación ambiental estratégica, concretamente en la que se hace para determinados instrumentos urbanísticos.

Así, la Diputación de Barcelona quiere elaborar una guía o manual que dé orientación en la incorporación de la perspectiva de la salud en las evaluaciones ambientales de figuras urbanísticas. La guía pretende ser un documento de apoyo para los equipos técnicos que se encarga de redactar los documentos de evaluación ambiental, con la voluntad de convertirse en una herramienta útil y ejecutiva a la hora de incluir los aspectos de salud en este tipo de documentos.

Creación de un Grupo Experto pluridisciplinar

Desde Ciudad y Territorio de Anthesis Lavola hace tiempo que se está ampliando el alcance de las evaluaciones ambientales realizadas para recoger y materializar la relevancia de la salud de la ciudadanía como aspecto vinculado a muchos elementos ambientales (calidad atmosférica y acústica, disponibilidad y cercanía a espacios verdes, fomento de los desplazamientos activos…).

Para la redacción de la guía se ha contado con esta experiencia y, a la vez, se ha constituido un Grupo Experto que engloba profesionales provenientes de las disciplinas implicadas en el encargo: urbanismo, salud pública y evaluación ambiental. Los dos encuentros del Grupo Experto han propiciado un espacio de debate y reflexión conjunta donde han surgido numerosas aportaciones, se han generados sinergias y se ha contrapuesto puntos de vista, con un resultado muy positivo que ha permitido enriquecer los trabajos de redacción de la guía.

La guía se podrá aplicar en los procesos de elaboración de POUMs (Planes de Ordenación Urbanística Municipales) de manera que la salud esté presente en las evaluaciones ambientales que se lleven a cabo y, por tanto, convirtiéndose en un factor más en la toma de decisiones.