Casi 300 centros educativos de Barcelona disponen del certificado energético

El Consorcio de Educación de Barcelona ha certificado los centros educativos que aún no disponían de este distintivo. Desde 2013 es obligatorio que todos los edificios dispongan de la certificación energética y, por este motivo, el Consorcio ha certificado 245 escuelas públicas con el objetivo de ajustarse a la normativa.

Con esta acción, el Consorcio de educación ha certificado casi 300 escuelas, de las cuales 2 tienen una calificación A (1 %), 30 una B (10 %), 87 tienen una C (30 %), 121 una D (41 %), 48 una E (16 %) y 5 una F (2 %). Como recordatorio, el distintivo más favorable es la A (color verde) y el peor la F (color rojo).

Una herramienta gráfica para la gestión de los trabajos y de los resultados

El equipo de Energía de Lavola, especialista en la realización de certificaciones energéticas, ha realizado los certificados de los centros escolares y ha desarrollado una herramienta gráfica para la gestión de los trabajos y la visualización de los resultados basados en un sistema de información geográfica.

El proceso de certificación ha comportado visitas técnicas y trabajos de simulación energética, así como la gestión de la etiqueta energética en el Instituto Catalán de la Energía. Una vez obtenido, se ha procedido a colgar el distintivo en la entrada de cada centro para comunicarlo a la comunidad educativa y a los alumnos

La normativa vigente busca mejorar la eficiencia energética de todos los edificios para conseguir la transición energética hacia un modelo más sostenible. Por este motivo es vital que todas las construcciones dispongan de la certificación y realicen las acciones necesarias para ser lo más eficientes posibles.

COMPÁRTELO