La nueva oficina de Lavola en Pamplona ha abierto sus puertas este verano. Situada a 5 minutos del centro de la capital navarra, esta oficina se encuentra en el edificio Iwer, conocido como la Fábrica de las Sedas y transformado en un espacio moderno de oficinas.

El aumento del número de proyectos en el norte de España, así como la voluntad de expandir la presencia territorial de la empresa, son dos de los motivos que han llevado a Lavola a abrir esta nueva sede para que sea la base de trabajo para esta zona del país.

Prestando nuestros servicios a la Mancomunidad de la comarca de Pamplona

El equipo de la oficina está formado por tres personas para la gestión y coordinación del Programa educativo y entre seis y diez educadores y educadoras ambientales que trabajan en los cuatro centros de información de la comarca, realizan visitas y talleres en las instalaciones de gestión de la Mancomunidad de agua y residuos y en los centros educativos que solicitan las actividades de aula del programa.

La mayor presencia en el territorio español es parte de la estrategia de crecimiento de Lavola. Una estrategia que se ha visto reforzada con la fusión con Anthesis a principio de año y que permite abrir mercado a otros países, principalmente de habla anglosajona.