El Programa de Acuerdos Voluntarios  y el “Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción” son dos programas impulsados por la Oficina Catalana del Cambio Climático de la Generalitat de Cataluña y el Ministerio para la Transición Ecológica del Estado Español para reducir las emisiones de gases con efecto invernadero.

Ambos programas ofrecen herramientas, apoyo y reconocimiento a las organizaciones que establecen voluntariamente un compromiso para reducir sus emisiones de gases. Además, ponen a su disposición una calculadora específica para calcular las emisiones, de manera que puedan hacer el inventario y definir un plan de reducción de emisiones.

Lavola, a través de Gestión del CO2, ha validado un año más el formulario de Actuación de los Acuerdos Voluntarios y ha realizado el inventario para la Sección A del “Registro de huella, compensación y proyectos de absorción”, demostrando así su compromiso contra el cambio climático.

Reduciendo emisiones desde 2010

Desde la adhesión al programa de Acuerdos Voluntarios, en 2010, se ha conseguido disminuir la emisión de gases de efecto invernadero un 40%, pasando de 154,81 toneladas de CO2 equivalente a 93,65 toneladas de CO2 equivalente en 2018. Y desde la adhesión a la Sección A del “Registro huella de carbono”, en 2015, se han reducido las emisiones un 16,76 %.

Para seguir en esta línea, se ha planteado una nueva medida para realizar durante el año 2019 con tal de seguir reduciendo las emisiones que se generan: la renovación del Distintivo de Garantía de Calidad Ambiental del Ecoedifici. También se ha definido un objetivo de reducción del 19 % para el período 2016-2019.

Se prevé conseguir el objetivo gracias a la ejecución del proyecto Chess-setup 3.0. en el Ecoedifici. Este proyecto permitirá reducir el consumo de gas natural a partir de la instalación de una bomba de clima que se irá alimentando con la energía producida con las placas fotovoltaicas de autoconsumo que ya están instaladas. Además, se prevé sustituir la iluminación convencional de la oficina de Barcelona con tecnologías más eficientes como el LED.