El nuevo hotel de PortAventura World, Colorado Creek, será el primero que compensará sus emisiones de gases que provocan el cambio climático. Este hotel, el sexto del resort, abrirá el próximo junio siendo un establecimiento neutro en carbono gracias al servicio de Lavola Clean CO2.

La compensación de las emisiones del hotel Colorado Creek forma parte del plan estratégico de sostenibilidad de PortAventura World, implicándose directamente con el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 13, Acción para el Clima. Además de compensar sus emisiones, PortAventura ha aplicado otras medidas para reducir el impacte ambiental de este nuevo hotel. Así, entre otras actuaciones que se han realizado encontramos que toda la electricidad del resort proviene de fuente de energía renovables.

El hotel Colorado Creek ayuda a suministrar agua potable en Malawi con la compensación de las emisiones que genera

Clean CO2 es una herramienta de Lavola a través de la cual se calculan las emisiones de carbono de cualquier empresa, servicio, actividad o producto y se compensan las emisiones asociadas. Con la certificación Clean CO2 que se obtiene, PortAventura World compensará las emisiones con la compra de créditos de carbono VER (Verified Emission Reductions) en proyectos para la mejora del medio ambiente y el entorno social.

En el caso del hotel Colorado Creek, PortAventura World contribuirá con el proyecto Malawi Borehole Project, a través del cual se están rehabilitando pozos en comunidades locales de Malawi. El objetivo es suministrar agua potable a 450.000 personas ya que prácticamente la mitad de la población rural vive sin acceso a la misma y ahora aseguran su saneamiento solo hirviendo el agua.

El desarrollo de este proyecto aporta una reducción de 10.000 toneladas de CO2 cada año al evitar la quema de madera para el saneamiento del agua, reduce enfermedades al disminuir la cantidad de contaminantes en el interior de las viviendas y la anulación de contaminantes y bacterias potencialmente letales del agua contaminada, y proporciona lugares de trabajo, entre otros.

El objetivo final de PortAventura World es que el resto de los establecimientos del resort también sean neutros en carbono en un futuro, disminuyendo su huella de carbono y mostrando su compromiso para avanzar hacia un mundo mejor y, particularmente, en la lucha contra el cambio climático.