El Sincrotrón ALBA atiende anualmente más de 5.000 personas con unas 200 visitas guiadas en sus instalaciones. De estas, la mitad están destinadas al público escolar y las otras a estudiantes universitarios, equipos de investigación, profesionales y visitas institucionales. Este año, el Sincrotrón ALBA ha encargado a Lavola la dinamización de las visitas escolares para 2019.

El objetivo de las visitas a los grupos escolares, desde 4º de ESO hasta 2º de bachillerato, es comprender qué es esta instalación, cómo funciona y qué aplicaciones tiene. Las investigaciones realizadas en el Sincrotrón han permitido la mejora de nuestra calidad de vida, de manera que es importante concienciarse de su importancia y tiene que servir para fomentar las vocaciones científico-técnicas entre los escolares.

Este equipamiento de alto nivel está situado en Cerdanyola del Vallès y es una de las infraestructuras científicas más importantes del Mediterráneo. Se destina principalmente a la investigación en los ámbitos de las biociencias, la nanociencia y la ciencia de materiales.

Renovación de las visitas

De cara al año 2019, el equipo educativo que trabaja en museos y centros de ciencia se encargará de realizar las visitas y hacer una actualización de la metodología usada. A lo largo del año se realizarán visitas las mañanas de enero a mayo y de octubre a noviembre, con una duración de una hora y cuarto por visita. Estará formado por dos personas, una de las cuales será una educadora. Esto tiene por objetivo que las estudiantes que participen en las visitas se puedan ver reflejadas y contribuir a que más chicas se interesen por disciplinas científicas y tecnológicas.

Cada visita se estructurará en una bienvenida, dos dinámicas y la clausura. En la bienvenida y la clausura se hará la misma pregunta: ¿Qué es el Sincrotrón? con tal de ver cómo ha evolucionado el conocimiento de los estudiantes a partir de la visita realizada.

Las dos dinámicas servirán para explicar cómo funciona este equipamiento y cuáles son sus aplicaciones. Durante la visita, los estudiantes no solo recibirán la información, sino que tendrán un papel más activo a partir de dos dinamizaciones que les permitan involucrarse y extender los contenidos. Por otro lado, tendrán una ficha con las diferentes partes y funciones de las que consta la instalación y las tendrán que ordenar para entender su funcionamiento; mientras que, por el otro, se les mostrarán diferentes productos ya comercializados que se habrán mejorado gracias a las investigaciones realizadas en el Sincrotrón, de forma que vean las aplicaciones y la importancia para la sociedad.

Esta metodología permitirá que los estudiantes puedan tener una visita más experiencial y que puedan comprender mejor qué es y qué se consigue. Además, también conocerán otras instalaciones similares en el mundo y cuáles son las diferencias con el CERN, el Laboratorio Europeo de Física de Partículas, ubicado en Ginebra.

Con tal de poder hacer las visitas, es necesario solicitarlas a través de la página web del Sincrotrón ALBA. El formulario de inscripción solo muestra visitas para los próximos 3 meses y el primer lunes laborable de cada mes se abren nuevas plazas para el mes siguiente.