Hace cuatro años, en 2014, Lavola se adhirió a la sección A del programa “Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción”. Este hecho implicó que se tuviera que elaborar un inventario de emisiones y que se definiera un plan de reducción de emisiones.

Durante estos cuatro años hemos renovado el sello CALCULO de forma consecutiva. Gracias a esto, y como consecuencia de una evolución decreciente de las emisiones relativas, Lavola ahora ha obtenido el sello CALCULO REDUZCO, que premia el compromiso y el trabajo bien hecho en la lucha contra el cambio climático.

El programa “Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción”, cuya adhesión es voluntaria, pone a disposición de las organizaciones una calculadora específica para calcular las emisiones, de manera que puedan hacer el inventario y definir el plan de reducción.

Concretamente, las emisiones que se tienen que calcular son las emisiones directas vinculadas al consumo de combustibles de fuentes fijas, fuentes móviles y las fugas de gases refrigerantes (abasto 1) y las emisiones indirectas vinculadas al consumo de electricidad de origen externo (abasto 2).