En 2016, Lavola generó un valor social integrado bruto de 14.619.794 €, mucho más elevado que el valor económico de la organización, entendido como el resultado económico, que fue de 229.598 €. Este cálculo se ha realizado con la metodología VSI (valor social integrado), desarrollada por GEAccounting, comunidad de especialistas formada por universidades, entidades sociales, empresas privadas y consultores, entre ellas, Lavola, que trabajamos en red para la divulgación y aplicación de esta metodología.

Gracias al cálculo del VSI, en Lavola hemos cuantificado y monetizado el valor social generado por todos nuestros grupos de interés. Así pues, ahora contamos con un nuevo modelo de contabilidad social que integra aspectos económicos y no económicos, y que nos ha permitido conocer mejor nuestra organización y trabajar para maximizar el valor social que generamos.

El valor social bruto generado por Lavola el 2016 es 2 veces la facturación de la organización ese año.

Entre otros datos significativos, hemos identificado que generamos un valor de 3.281.635 € para nuestros trabajadores, a través no solo de los gastos de personal de la organización, sino a través de políticas de flexibilidad horaria y por el hecho de estar presentes en comarcas de Cataluña, donde el tejido económico no está formado por empresas especializadas en el tipo de servicios que ofrecemos, entre otros aspectos.

Asimismo, en Lavola generamos un valor a la comunidad local de 5.274.703 €, gracias a los proyectos con los que colaboramos con la administración, el retorno de impuestos a la administración pública y a nuestra acción social.

El cálculo del VSI tiene numerosos beneficios, tales como responder a las tendencias sociales que exigen más transparencia y conocimiento del valor social de las organizaciones, conocer y comprender este valor social y usarlo como herramienta en la toma de decisiones, y desarrollar indicadores innovadores que permitan informar y comunicar el VSI en relación a su actividad.

Como miembros de GEAccounting, no solo se ha calculado el VSI propio, sino que Lavola da asistencia a otras empresas que quieran hacerlo para conocer cuál es el valor de sus acciones, más allá de la propia actividad económica.