La comunicación es vital en los proyectos LIFE, como LIFE Alnus

El programa LIFE es la herramienta de la Unión Europea para ayudar en proyectos relacionados con el medio ambiente, el cambio climático y la conservación de la naturaleza. Una de las particularidades que tienen los proyectos LIFE es que la comunicación tiene un papel importante en su desarrollo. Y el proyecto LIFE Alnus es un ejemplo de ello.

En el arranque de este LIFE, se ha creado un logotipo y un lema (“El bosque del río”) y está previsto que se realicen un conjunto de recursos comunicativos que contribuirán a difundir el proyecto. Entre estos recursos hay una web, un vídeo y una exposición itinerante, entre otros.

Se trata de elementos que dan un valor añadido al proyecto y evidencian que la comunicación es una herramienta vital, que complementa la importante tarea técnica que se realiza dentro de los LIFE.

En el caso de LIFE Alnus, se trata de un proyecto centrado en mejorar la evolución de las alisedas mediterráneas, con el objetivo de invertir la regresión y la degradación de los bosques ribereños, en general, y del aliso, en particular.

Para conseguirlo, se trabajará en tres zonas piloto (las cuencas del Besòs, del Alto Ter y del Alto Segre), que incluyen 24 Zonas de Especial Conservación (ZEC) y un 45 % de la distribución regional del hábitat del aliso. Las acciones están planteadas para conseguir el máximo impacto con el mínimo coste, dejando que el hábitat se reorganice por sí solo a través de actuaciones clave.

El proyecto está coordinado por el Centro Tecnológico Forestal de Cataluña, con la participación de la Fundació Catalunya La Pedrera, la Agencia Catalana del Agua, la Fundación Universitaria Balmes – Centro de Estudios de los Ríos Mediterráneos – UVic-UCC, el Ayuntamiento de Granollers y MN Consultores en Ciencias de la Conservación SL.