Recientemente, la Diputación de Barcelona ha comenzado a realizar su Plan de Desplazamiento de Empresa (PDE) para mejorar los desplazamientos laborales. Este plan se tiene que llevar a cabo en todos los centros y empresas que generen más de 5.000 viajes al día, tal y como está fijado en el Plan de actuación para la mejora de la calidad del aire, dentro del programa Horizonte 2020.

Los Planes de Desplazamiento de Empresa son la herramienta que permite la mejora de la movilidad en el ámbito de las empresas y tienen el objetivo de promover una movilidad más sostenible, de manera que se reduzca la huella de carbono, medida indispensable para luchar contra el cambio climático.

Las entidades que tienen que realizar los PDE son los establecimientos, oficinas, centros de salud, centros educativos y complejos de trabajo que superen una determinada superficie (por ejemplo, más de 5.000 m2 de superficie de venta para establecimientos comerciales) o un determinado número de personas (por ejemplo, un aforo superior a 2.000 personas en instalaciones lúdicas, deportivas o culturales).

Entre las entidades a las que se está dando apoyo técnico para la realización de los PDE, hay administraciones como la propia Diputación de Barcelona y el Ayuntamiento del Prat de Llobregat, así como distintas organizaciones privadas.