La educación ambiental, 40 años después

La Diputación de Barcelona presenta el libro Educació ambiental. D’on venim? Cap a on anem? (Educación ambiental. ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde vamos?), una compilación de artículos firmados por profesionales de referencia en el ámbito que quiere ser una revisión del estado de la educación ambiental en Cataluña.

El libro parte de la voluntad de redescubrimiento y de puesta en valor de la trayectoria de la educación ambiental en Cataluña en los últimos cuarenta años, desde la inauguración del Itinerari del bosc de Santiga (Itinerario del bosque de Santiga) y, pocos años después, de la creación de la Sociedad Catalana de Educación Ambiental y de la publicación del sexto número de los Quaderns d’Ecologia Aplicada (Cuadernos de Ecología Aplicada). Todas ellas son efemérides que, retrospectivamente, se consideran que dieron el pistoletazo de salida a la práctica efectiva de la educación ambiental en Cataluña y que sirvieron de empuje para la profesionalización del oficio y por la aparición de empresas como Lavola.

Sin embargo la transformación que vivimos como sociedad pide la revisión que este libro ofrece a fin de extraer conocimiento del camino recorrido y actuar con responsabilidad y sabiduría en el futuro.

Para ello se ha contado con profesionales como el Dr. Jaume Terradas del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF) y Teresa Franquesa del Ayuntamiento de Barcelona, ​​que estuvieron presentes en los documentos de hace cuarenta años. Otros técnicos y responsables medioambientales colaboran en la publicación para aportar su experiencia en la materia. Entre ellos Marta Lacruz, responsable de educación de Lavola, que hace una reflexión sobre cómo avanzar en la educación ambiental una vez culminada la Década para la Educación para el Desarrollo Sostenible.

El resultado es una publicación rica y contrastada que aborda temas de debate como la educación ambiental en el mundo municipal, el oficio del educador ambiental y el rol de los voluntarios, y la comunicación ambiental en el escenario digital, aspectos que son imprescindibles para vehicular la educación para la sostenibilidad en los próximos años.

COMPÁRTELO