La transición hacia la economía circular implica que el valor de los productos, materiales y recursos, como la energía, se mantenga en el ciclo económico durante el máximo tiempo posible. Se basa en favorecer el cierre de ciclos reduciendo al mínimo la extracción de materia prima y la generación de residuos. Para conseguirlo, hay que adoptar una visión integrada que evite transferir impactos de una etapa del ciclo de vida a otra y, en este punto, la metodología del análisis de ciclo de vida se hace imprescindible.

Lavola ha programado la primera edición en España de cursos de implementación práctica de economía circular y análisis del ciclo de vida. La formación está centrada en el uso del software SimaPro, la herramienta profesional de evaluación ambiental que permite modelar y analizar el ciclo de vida de un producto o servicio de manera sistemática y transparente, siguiendo las recomendaciones de la serie de normas ISO 14040.

Los participantes conocerán las bases para utilizar el análisis de ciclo de vida y el software SimaPro en el cálculo de métricas para guiar y cuantificar los beneficios ambientales derivados de la aplicación de la economía circular, incluyendo los ciclos biológicos y los tecnológicos.

Las próximas formaciones tendrán lugar en Madrid el 21,22 y 23 de septiembre, en Barcelona el 23, 24 y 25 de noviembre y en Bogotá el 3, 4 y 5 de octubre.