Hacia un planeamiento urbanístico sostenible

Ya hace unos meses que la recuperación del sector inmobiliario comienza a hacer eco en los medios de comunicación y son muchos los titulares que transmiten un cambio de tendencia en este sentido. En el planeamiento urbanístico también se empieza a evidenciar y, además, con un cambio de escenario socio-económico que ha llevado a replantear la forma de «hacer urbanismo» y planificar el territorio desde una óptica que pone el foco en las personas y en mejorar su calidad de vida.

Así, en todo este proceso de evolución y aprendizaje, la tarea de reforzar el vector de la sostenibilidad y la visión de planificar ciudades saludables toma cada vez más peso, al igual que la cultura de la participación ciudadana. En este sentido, los planeamientos deben adaptarse a este cambio de paradigma.

Manlleu, Blanes, Viladrau y Deltebre son algunos de los municipios que últimamente han puesto en marcha el Plan de Ordenación Urbanística Municipal (POUM) en los que Lavola participa de manera integral, potenciando los valores de cada uno de los territorios y trabajando conjuntamente con los equipos redactores para un planeamiento más sostenible. El asesoramiento experto en todas las fases de la tramitación desde las diferentes vertientes ambiental, social, de movilidad, participación, cambio climático y construcción sostenible permite una mayor permeabilidad entre los equipos encargados de los diferentes estudios sectoriales y una mayor coherencia y sinergia entre los diferentes documentos que conforman el Plan, mejorando la calidad de los mismos.

COMPÁRTELO